El impuesto Visitax de Tulum genera controversia y preocupación
El impuesto Visitax de Tulum genera controversia y preocupación

marzo 4, 2024
Today´s Paper

marzo 4, 2024

El impuesto Visitax de Tulum genera controversia y preocupación

El impuesto Visitax de Tulum genera controversia y preocupación

TULUM, México – La industria hotelera en Tulum ha llamado una vez más al Congreso del Estado a reconsiderar la viabilidad del llamado impuesto “Visitax”, citando su impacto adverso en la imagen turística de la región y su cuestionable relevancia. David Ortiz Mena, vicepresidente del Consejo Hotelero del Caribe Mexicano, enfatizó que ha llegado el momento de realizar una evaluación integral sobre si mantener este impuesto es en beneficio de Tulum y sus visitantes, ya que próximamente el Poder Legislativo revisará lo siguiente Ley de Ingresos del año.

“Creemos que se trata de un cargo engañoso y perjudicial que no sólo infla el costo de visitar nuestro destino sino que empaña su imagen”, explicó Ortiz Mena. “Muchos viajeros afirman no haber pagado este impuesto y ahora temen regresar debido a anuncios en el aeropuerto que les aconsejan evitar problemas relacionados con esta tasa, sugiriendo un vínculo con su pasaporte. Es una invitación a nuestros turistas a no volver”, lamentó.

El Visitax: un legado dudoso

El impuesto Visitax de Tulum genera controversia y preocupación

El “Visitax” fue introducido originalmente por el Congreso del Estado durante el mandato del gobierno anterior como una medida de emergencia para combatir las consecuencias financieras de la pandemia de COVID-19. Su objetivo era evitar aumentos en los impuestos sobre el alojamiento y la nómina. Sin embargo, ahora que ambos impuestos ya han subido, Visitax ha perdido su justificación. Además, los sitios web que recaudan el impuesto ofrecen explicaciones y tarifas contradictorias sobre la tasa.

“Un turista que llega a nuestro país ya paga cerca de 667 pesos como tasa de no residente, además de los 560 pesos de la tasa de uso aeroportuario (TUA) para vuelos internacionales. Los hoteleros también pagan un impuesto de saneamiento ambiental. El propósito del Visitax no está nada claro”, comentó Ortiz Mena. Reiteró que la industria hotelera había invitado previamente a los legisladores locales y al gobierno estatal a colaborar en la búsqueda de mejores formas de promover el turismo, el sustento económico de Quintana Roo, “sin recurrir a cargos engañosos que hacen más daño que bien”.

El polémico “Visitax” sigue siendo motivo de preocupación para el sector hotelero de Tulum. No sólo complica las experiencias de los turistas sino que también amenaza la reputación de la región como destino deseable. Mientras Tulum se esfuerza por recuperarse del impacto de la pandemia y recuperar su condición de principal punto turístico, la necesidad de contar con impuestos transparentes y favorables a los turistas se vuelve cada vez más evidente.

El impuesto Visitax de Tulum genera controversia y preocupación

En los próximos meses, el Congreso del Estado debe sopesar cuidadosamente los costos y beneficios de mantener el Visitax, teniendo en cuenta sus efectos tanto en el turismo como en la economía en general. El llamado de la industria hotelera para reconsiderar este impuesto debería servir como catalizador para un diálogo productivo, que conduzca a un sistema tributario que apoye el crecimiento y la prosperidad de la región sin disuadir a los visitantes de regresar.

El impuesto Visitax de Tulum genera controversia y preocupación
Tulum's Visitax Tax Sparks Controversy and ConcernES